Inside

Aceptemos que la memoria no es frágil, que el transcurso de la vida no es breve y después de nosotros los años pasan lento, que podemos ver la relación entre los acontecimientos y los repasamos obsesivamente en nuestras cabezas, que hemos medido milimétricamente las consecuencias de nuestros actos, que la ficción es esta en la que estamos separados y que lo único real fueron aquellos años.

Recordemos todas las veces que hicimos el años hasta dejar de estar tristes, que vivo dentro de ti, que es mi lugar, el más tibio y cómodo que experimentado en la vida, que te tatuaste el dibujo que hiciste en la pared de aquel cuarto que sé que aun te sabes de memoria.

Sé que besas con los ojos abiertos porque si los cierras aparezco yo, que debemos abrazarnos una última vez para no morir tristes.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*